Las increíbles pulgas vestidas del Chopo

*Por Diego Ruvalcaba

Si usted ha platicado con alguna persona que visitó el antiguo Museo de Historia Natural cuando se ubicaba en Santa María la Ribera, ya le habrán dicho que uno de sus recuerdos más lúcidos y alegres es la vitrina donde mediante una lupa se podían observar unas fantásticas pulgas vestidas. Una pulga catrín, otra vestida de china poblana y una pareja de campesinos, son los recuerdos más frecuentes de quienes las vieron con sus propios ojos.

Pero vayamos por partes: ¿Cómo qué el Museo de Historia Natural estaba en la Colonia Santa María la Ribera?. Pues si. Muy pocas personas saben que el antiguamente nombrado “Palacio de cristal” que hoy es sede del Museo Universitario del Chopo en la calle de Enrique González Martínez, en realidad fue una fábrica comprada por el rico empresario mexicano, José Landero y Coss en Dusseldorf, Alemania y que primero fue pensado como pabellón de exposiciones. El edificio alemán fue desmontado en piezas (al igual que nuestro Kiosco Morisco) y traído en barco desde tierras germanas hasta nuestra colonia. ¡Se tardaron 4 años en volverlo armar!, hasta que finalmente quedó listo en el año de 1905.

El-chopo-3

El Palacio de Cristal (hoy Museo del Chopo) cuando se encontraba en Alemania.

Como todos los edificios hermosos y suntuosos de la época, fue inaugurado por Porfirio Díaz, y en un principio fue la sede de una exposición de arte industrial japonés, por lo que se conoció como “El Pabellón Japonés”. Posteriormente, el gobierno lo adquirió para que fuera la sede del Museo de Historia Natural, convirtiéndose así en el primer museo nacional dedicado a las ciencias naturales.

porfirio-diazPorfirio Díaz durante la inauguración del “Pabellón japonés”. ¡La puerta aún existe!, si te paras en la esquina de Héroes ferrocarrileros y Enrique González Martínez la verás igual que en esta foto.

Los que lo visitaron cuentan que el museo contaba con muchas rarezas. Destacaban la gran ballena, animales de dos cabezas, un mítico perro disecado con siete patas, fetos, insectos, toda clase de animales disecados, esqueletos de dinosaurios y por supuesto, el animal emblemático de Santa María la Ribera: El famosísimo mamut poblano que hoy en día podemos admirar en el Museo de Geología.

Chopo-histórico-12scan0011-copy
Dentro de las rarezas exhibidas en el Museo de Historia Natural, estaban las pulgas vestidas. Una tradición que se remonta al siglo XIX, cuando se acostumbraban amaestrar a las pulgas para que hicieran suertes tipo circense y una vez que morían, se disecaban, se vestían (en trajes típicos mexicanos o como si fuesen un par de novios) y se colocaban en cajitas para regalarse como souvenirs.

La vitrina de las pulgas

La vitrina de las pulgas

Las famosas pulgas vestidas del Chopo fueron una de sus máximas atracciones hasta que el museo cerró sus puertas en 1964, al construirse el Museo de Historia Natural de Chapultepec. Ante los rumores de demolición del edificio (¡imagínense que terrible idea!), personal del Instituto de Biología de la UNAM, encabezados por la Dra. Leonila Vázquez, rescataron a las pulgas vestidas, las cuales ahora son resguardadas por la mismísima Dirección General de Patrimonio de la UNAM. Han sido sacadas para ser exhibidas en 1989, 1993, 2000 y 2014, para celebrar diversos aniversarios. Fue en el año 2000 que Carmen Loyola fotografió algunas de las pulgas con un microscopio para la Revista Luna Córnea, las cuales ilustran el presente artículo.

¿Y tu vecino, recuerdas a las pulgas vestidas?

Imagenes originales de: http://matitataller.blogspot.com/2010/06/pulgas-vestidas-curiosidades.html

Imagenes originales de: http://matitataller.blogspot.com/2010/06/pulgas-vestidas-curiosidades.html


*Diego Ruvalcaba es cronista de Santa María la Ribera. Vecino desde hace más de 30 años de la colonia. Fundador del Cineclub Santa María, Radio Santa María la Ribera, y el portal web santamarialaribera.mx (primer radio y portal web local en la historia de la colonia). Profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México y maestrante en Comunicación por la misma universidad con estancia de investigación en la Uniwersytet Wrocławski en Breslavia, Polonia. Becario del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.


Líneas de investigación: Radios comunitarias, gentrificación, medios ciudadanos alternativos, Santa María la Ribera, Barrio de la Merced, Breslavia, comunicación y cultura, cultura y elección pública, cultura popular contemporánea, estudios de futuro y cine contemporáneo.


Correo electrónico: diegoruvalcaba@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *